Errar es de humanos

Posted by J Daniel Romo on miércoles, agosto 25, 2010 with 1 comment
Después de compartir la entrada anterior de este blog, recibí una serie de comentarios, tanto de manera escrita, vía correo electrónico, como en forma directa e indirecta (a través de entusiastas voceros). Gracias a todos ellos por sus opiniones.
Al decidir escribir de manera pública (antes lo hacía sólo para mi), sabía que enfrentaría aciertos y desaciertos. Todo es parte del paquete y todo genera aprendizaje.
Es por ello que esta entrada es para aclarar algunos desaciertos.
En primer lugar el haber mencionado a la UNIVA, así con mayúsculas, fue un reconocimiento de la grandeza de la institución, pues por mi cercanía la considero, por mucho, de las mejores universidades a nivel nacional.
En segundo, por haber utilizado la palabra "trunca", que fue percibida como peyorativa, nada más lejano de la intención original, que era indicar que, a pesar de no haber terminado la licenciatura, ya era la reina de la belleza universal.
Y tercero, el haber utilizado el título “La emoción mata la inteligencia” se ha percibido como si asegurara que Jimena no es una persona inteligente; lo cual también es muy lejano a la intención original, la cual fue enfatizar que una persona inteligente puede quedar su pensamiento en blanco cuando la emoción la domina.

Debo reconocer que todas las anteriores aclaraciones no habrían justificado esta nueva entrada, si no fuera porque al darle seguimiento a las notas del triunfo de Jimena, encontré un artículo de España (La Rioja.com) en donde se habla acerca del mérito de Jimena al ser coronada como Miss Universo 2010:
"…La elección además no ha estado exenta de carácter político y patriótico, pues Navarrete eligió para la noche de su coronación un traje rojo, como símbolo del bicentenario de la Independencia de México, que se celebrará el próximo 16 de septiembre. Ella iba de rojo, y justo en el momento de ser elegida confesó haberse quedado «totalmente en blanco». Luego en algún foro de internet la han puesto verde, con lo cual el objetivo de la joven mexicana de hacer ondear los colores de su bandera (rojo, blanco y verde) ha sido plenamente conseguido. Y es que a veces las misses hacen más patria que los políticos...”.
Así que tal vez en este caso, la emoción no dejó en blanco su pensamiento, sino que fue una inteligente estrategia para honrar los colores patrios.
Sea como haya sido…

¡Felicidades Jimena! y ¡Viva México!