Septiembre mes del Bicentenario ¿orgullo, temor, luto?

Posted by J Daniel Romo on jueves, septiembre 02, 2010 with 1 comment
Inicia el mes del bicentenario en México y para ser un año de “diez” pinta difícil alcanzar dicha calificación.

Hoy me sentí orgulloso por el reconocimiento que recibió mi hermana como asistente investigadora de la UTJ por parte del COECYTJAL, fue un motivo de orgullo personal, local y hasta nacional, por las aportaciones que los investigadores realizan a la innovación y la ciencia y tecnología mexicanas.

Durante el evento, la política y la lucha de poderes económicos entre grupos de “academia” y de “partidos” opacaron la verdadera noticia: El reconocimiento a los investigadores jaliscienses.
En el discurso oficial se habló de hacer cosas diferentes y al final no fue más que un poco de lo mismo de siempre.

Después del evento me enteré de la caricatura de la bandera ametrallada y el águila ensangrentada, una visión triste de un externo acerca de nuestra patria. “nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio” canta Serrat, y en este caso es fatalmente cierto: la guerra contra la delincuencia sigue generando diariamente decenas de mexicanos caídos.
Al final del día me entero de la muerte de Germán Dehesa, que apenas hace unos días había escrito que no se despedía y que esperaba que esa “suerte ingrata” se pospusiera más allá del 2015, pero la muerte le llega a uno porque le llega y a Germán le llegó ahora, a él que le gustaban más los vivos que los muertos, ahora está del otro lado para escribir su gaceta del Ángel.
Por eso después de un día de contrastes y que me hacen reflexionar acerca de lo que será este mes del bicentenario, me quedo con una frase del tweet de Deepak Chopra: “Potencial es cuando escuchas a tu corazón y sabes que todo es posible sin importar lo que pase a tu alrededor”. Así que a pesar de lo vivido en este 2010, aún hay potencial de que sea un “año de diez y nota”.

Entonces, me quedo con el Orgullo por el reconocimiento a mi hermana y a los investigadores de Jalisco, es un buen motivo para vencer el temor a salir a la calle y dejar de lado el luto por la gente que se ha ido con la esperanza de un México mejor, en paz y más competitivo.

¡Felicidades Ana! y ¡Viva México!