OECD Better Life Initiative / OCDE Iniciativa por una Vida Mejor (México)

Posted by J Daniel Romo on martes, septiembre 06, 2011 with No comments
Better Life Initiative es una herramienta interactiva desarrollada por la OCDE que permite visualizar 11 indicadores de bienestar social (vivienda, ingresos, empleo, comunidad, educación, medio ambiente, gobierno, salud, satisfacción en la vida, seguridad y balance entre el trabajo y la vida) en 34 países pertenecientes a dicha organización internacional.
Lo novedoso de esta herramienta, lanzada a finales de mayo, consiste en que los datos pueden ser visualizados de acuerdo a la importancia que cada usuario asigne a determinado indicador de bienestar social.
A continuación algunos gráficos obtenidos con la herramienta respecto a la posición de México en los diferentes indicadores:
México es el penúltimo país del ranking al comparar los países con la misma importancia para cada indicador.
Paradójicamente, Turquía, que aparece en el último lugar, su fortaleza es nuestra debilidad: Seguridad.

Principales aspectos de Seguridad:

La seguridad personal es un elemento clave para el bienestar de los individuos y refleja los riesgos que una persona tiene de ser asaltada o ser víctima de otros tipos de crímenes.
En los países de la OCDE, los índices de crímenes convencionales como robo o asalto a mano armada, han disminuido significativamente en lo que va del nuevo milenio. En México 15% de las personas reportan haber sido víctimas de robo en los últimos 12 meses; un nivel mucho más alto que el promedio de los países de la OCDE de sólo 4%. 34% de las personas en México se sienten inseguras en la calle una vez que oscurece, el promedio de la OCDE es de 26%.
La tasa de homicidios (el número de muertes violentas por cada 100,000 habitantes) es una de las medidas de seguridad más confiables ya que normalmente los asesinatos siempre son reportados a la policía. De acuerdo con los datos de la OCDE, la tasa de homicidios en México se ha incrementado de 7 a 11.6 desde 2002, la cual es la más alta de los países de la OCDE.


Ya en este blog hemos mencionado como primer causa de la inseguridad en el país la mediocridad en los sistemas de educación; pues con esta herramienta se encuentra que, después de la inseguridad, el segundo aspecto más débil en México es precisamente la Educación:

Principales aspectos de Educación:
Una población bien educada y capacitada es esencial para el bienestar social y económico de un país.
En México, 34% de los adultos entre 25 y 64 años han obtenido el equivalente a un grado escolar, el cual es mucho más bajo que el promedio de la OCDE de 73%. Sólo el 40% de la gente más joven entre 25 y 34 años han obtenido un grado escolar, el cual es la mitad del promedio de la OCDE de 80%. Esto hace de México el país con la posición más baja en términos de preparación de los adultos jóvenes en grados escolares.

A pesar del crecimiento en el número de estudiantes en el sistema educativo (33% en el 2000 a 42% en el 2005) y que hoy casi la totalidad de los niños entre 5 a 14 años están en la escuela; la pobre tasa de graduación habla mal de la calidad de la educación que reciben. Lo anterior queda en evidencia con los resultados de PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos) de la misma OCDE (los resultados del 2010 pueden ser consultado en este mismo blog aquí.
Con respecto al indicador de Empleo, los resultados mejoran un poco, aunque distan mucho de ser satisfactorios.
Principales aspectos de Empleo:
Tener un empleo trae importantes beneficios, entre los que se incluyen: proveer una fuente de ingreso, mejorar la inclusión social, llenar las aspiraciones personales, construcción de la autoestima y desarrollar habilidades y competencias. En México cerca del 60% de la población entre 15 y 64 años cuentan con un empleo remunerado. Este resultado está por debajo de la media de la OCDE el cual es de 65%. Ocho de cada diez varones tienen trabajo, el cual es ligeramente más bajo que el 3 de cada 4 de la OCDE. En lo que respecta a las mujeres mexicanas, menos de la mitad cuentan con un empleo; en comparación con el 60% de los países de la OCDE.
Las personas desempleadas se definen como aquellas que no están trabajando y que desean hacerlo, de manera que buscan activamente un empleo. El desempleo de largo plazo puede tener efectos negativos en el bienestar, la dignidad y en la pérdida de habilidades, con lo que se reduce la empleabilidad. En México, el porcentaje de la fuerza de trabajo que ha estado desempleada por un año o más es de 0.13%, la cual es mucho más baja que el promedio y una de las más bajas de la OCDE.

En el “hoyo”, pero Felices
La felicidad puede ser medida en términos de satisfacción, la presencia de experiencias y sentimientos positivos, así como la ausencia de los mismos pero del lado negativo. Tales medidas, aunque subjetivas, son útiles complementos para comparar la calidad de vida entre los diferentes países.
Para México, como para muchos de los países de la OCDE, el reporte del nivel de satisfacción se ha elevado significativamente en la última década. En la reciente encuesta, 66% estuvieron satisfechos con su vida y 74% creen que su vida será satisfactoria en cinco años más.

78% de la gente en México reportan tener en un día promedio más experiencias positivas (sensación de descanso, orgullo en sus logros, diversión, etc.) que negativas (dolor, preocupación, tristeza, aburrimiento, etc.). Este elemento es más alto que el promedio de la OCDE de 72% y hace de México uno de los países más felices de la OCDE.

Para profundizar en esta interesante herramienta compartimos el video explicativo: